Cuando se trata de cuidar la salud, una Segunda Opinión puede salvar una vida.

Gracias a la telemedicina el paciente puede tener a su alcance una útil herramienta tecnológica con la que ser atendido por distintos doctores sin necesidad de trasladarse del lugar donde se encuentre el centro médico. En ocasiones esta posibilidad será crucial, porque ante un diagnóstico dado, el poder contar con una segunda opinión médica, podría salvar una vida.

Una plataforma de telemedicina pone a disposición de médicos y pacientes las soluciones que se necesitan para hacer esto realidad. La Historia Clínica del paciente estará contenida en el propio sistema, de forma que resulte accesible para cada profesional médico que el paciente desee consultar. Un modo muy cómodo y positivo para el paciente, que, si está delicado de salud, puede ser diagnosticado desde la seguridad de su hogar.

De este modo, el especialista puede estar ubicado en otra ciudad, incluso en otro país. Las personas pueden ser atendidas por profesionales de primer nivel, sin importar que se encuentren a kilómetros de distancia. Así, además de ayudar a salvar vidas, la telemedicina mejora la calidad de vida del paciente, a pesar de que viva en algún lugar recóndito, lejos de hospitales o de centros médicos especializados.

Además, la plataforma de telemedicina, ofrece muchas más ventajas. Las teleconsultas pueden ser en directo o diferidas, en función de cada caso particular, y permiten programar citas, avisando a ambas partes con antelación, logrando que la agenda del médico se pueda gestionar con facilidad, por él mismo o por sus asistentes.
Este sistema supone incluso una gran ventaja para los profesionales médicos. Ante un caso complejo tiene en sus manos la herramienta ideal para consultar con otros colegas o especialistas, puesto que podrán acceder al Historial del Paciente, respetando siempre las leyes de protección de datos, para que las pruebas, análisis, radiografías y demás documentos puedan ser valorados por esos otros médicos, en busca de un diagnóstico más específico.

A estas alturas del Siglo XXI, con la tecnología y las soluciones que Internet pone a nuestro alcance, sería una locura no aprovechar cada una de las ventajas que podrían estar logrando un lugar mejor. Los pacientes tienen a su disposición tecnología que puede salvar vidas, que puede ayudar a no errar un diagnóstico, al mismo tiempo que los profesionales médicos tienen a su alcance la plataforma que les ayudará a atender mejor a sus pacientes, ofrecer una mayor versatilidad en las citas y en las teleconsultas, y, sobre todo, optimizar el tiempo, logrando que las horas resulten más rentables, al eliminar desde los tiempos de espera hasta los traslados.

Con las plataformas de telemedicina, todo son ventajas.

Share This