Mejorar la comunicación entre médico y paciente, mientras se ocupa de lograr mejores diagnósticos

 
¿Conoces las ventajas de la telemedicina?

Gracias a la telemedicina es mucho más sencillo obtener una cita con el médico deseado, sin importar que se encuentre al otro lado del país. A través de un dinámico sistema de videoconferencia, que puede realizarse con una computadora, tablet,smartphone o incluso con una conversación a través del teléfono, al estilo clásico, es mucho más sencillo acceder al especialista médico que buscamos. La potente plataforma es capaz de conservar nuestro Expediente Clínico Electrónico (ECE) al completo, de modo que cada médico o especialista sanitario que deseemos pueda acceder a todo nuestro historial de paciente, con eficacia y rapidez.

A la hora de realizar un diagnóstico el doctor contará con acceso en tiempo real a las imágenes del paciente, a sus analíticas, sus radiografías, y a todo tipo de documentación relacionada con su historial médico. Todo de una forma clara y organizada, para que hasta el último detalle que involucre a su salud esté al alcance del profesional médico que le atienda.
A veces un pequeño error o la ausencia de un informe puede desembocar en un diagnóstico erróneo, pero gracias a los avances que nos ofrece la tecnología en el campo de la telemedicina, si hay algo seguro, es que el profesional médico tendrá a su disposición herramientas de última generación para realizar su trabajo lo mejor posible.

En los Estados Unidos, la telemedicina, y la aplicación de distintos tipos de software para mejorar la relación y la comunicación entre médico y paciente, empieza a estar bien establecida. En otros países, todavía nos queda mucho por conocer y aprender, aunque muchos ya están apostando por los beneficios que la era digital nos trae.

Las cuatro principales ventajas:

1) Un mejor acceso a todo tipo de profesionales médicos, a doctores de todas las especialidades, sin importar la distancia real en la que nos encontremos.

2) Mayor facilidad y un costo reducido con los pacientes afectados por trastornos neurológicos. Una persona con movilidad reducida normalmente necesita una infraestructura especial y un esfuerzo considerable para trasladarse al centro de salud. Pero si puede acceder al profesional médico desde su hogar, se ahorrará algunas de estas visitas al hospital. Incluso podrá beneficiarse de un seguimiento más exhaustivo y de la facilidad de poder contar con la presencia virtual de distintos especialistas al mismo tiempo.

3) Mayor comodidad para el paciente, y mayor incentivo a la hora de seguir las recomendaciones médicas. Por ejemplo, una persona trasplantada podrá recibir atención continua de médicos que quizá se encuentran a kilómetros de su casa, pudiendo comunicarse con ellos eficazmente a través de una plataforma de telemedicina, reduciendo el tiempo de espera y los gastos que suponga el viaje para el paciente.

4) Mejor gestión del tiempo. Médicos y pacientes se benefician de este tipo de plataformas, ya que la telemedicina respeta el valor del tiempo de unos y otros para que pueda ser utilizado de forma sencilla y eficaz. Sin traslados al centro de salud,salas de espera y sin los minutos que el médico perdería trasladándose de un despacho a otro.
Hoy en día la tecnología de última generación nos rodea a través de docenas de dispositivos. Está presente en nuestro día a día, pero ¿estamos aprovechando estas ventajas para lo que de verdad importa?
La salud.

 

Consulte nuestro artículo anterior, para ampliar información:

Tres modos de mejorar el flujo de pacientes con la telemedicina.

Share This