Al realizar una migración a plataformas de computación basadas en la nube, es de suma importancia que las organizaciones dedicadas a la sanidad mantengan un elevado nivel de seguridad y una política de privacidad totalmente regulada. La tecnología basada en la nube proporciona un acceso mejorado a las HCE para médicos y centros de salud. Ello permite una mejor coordinación de la asistencia médica, la colaboración entre distintos profesionales médicos, y la precisión de la información contenida en los en los registros de cada paciente para su análisis. Pero el sistema debe asegurarnos que el acceso estará sólo disponible para las personas adecuadas.

Por suerte, el nuevo software basado en la nube es capaz de gestionar los nuevos desafíos que implica mantener la seguridad de las HCE y son capaces de cumplir la regulación de la privacidad. La tecnología basada en la nube ha avanzado hasta el punto en que es más fácil que nunca controlar y proteger datos sensibles.

Las plataformas basadas en la nube que se especializan en las tecnologías relacionadas con la sanidad están en posición de ofrecer servicios específicamente adaptados a las necesidades de seguridad de los centros sanitarios. Por ejemplo, el cifrado de datos en relación con el almacenamiento de las HCE se pueden utilizar para crear un fuerte escudo de seguridad para defender y proteger los datos más sensibles. La encriptación de datos es una poderosa solución de seguridad de almacenamiento que permite a los usuarios de software basado ​​en la nube mantener la información totalmente segura.

Las copias de seguridad son también un asunto importante respecto a la seguridad. Cuando las HCE se migran a soportes electrónicos, algunos centros de salud pueden sentir cierta preocupación por la existencia de copias de seguridad de estos archivos, aunque son necesarios en caso de emergencia. Como el proveedor de servicios en la nube está igualmente comprometido con el cumplimiento de la normativa de seguridad y de la privacidad, los centros sanitarios deben recibir información detallada sobre el manejo de los archivos por parte de quien les proporciona el servicio basado en la nube. El centro sanitario deben tratar de comprender la ubicación geográfica primaria de los datos relativos a los pacientes, así como la ubicación de los archivos de copia de seguridad. Esto contribuirá a conocer con profundidad el modo en que se gestiona la seguridad de sus registros. En algunos casos, también puede ser interesante que en la propia clínica exista una copia física de los documentos en papel, tras su digitalización, para mayor seguridad.

Las organizaciones de salud deberían ver a los proveedores de servicios basados en la nube como socios a la hora de cumplir la normativa y poner en marcha los dispositivos de seguridad. Construir confianza en la plataforma que le proporciona el servicio es importante a medida que más centros médicos y clínicas estén pasándose a las plataformas basadas en la nube. Por lo tanto, uno ha de preguntarse acerca del modo en que el proveedor de servicios basados en la nube es capaz de cumplir sus obligaciones respecto al manejo de datos. Las expectativas sobre el cumplimiento y la seguridad también deberían estar incluidos en los acuerdos de servicio firmados con el proveedor de servicios basados la nube.

A pesar de que algunos retos iniciales en torno al cumplimiento y la seguridad pueden parecer desalentadores para las clínicas y empresas que han migrado a una plataforma basada en la nube, la verdad es que con este nuevo software, los centros médicos pueden ofrecer mayor seguridad, cumpliendo la normativa de forma más sencilla que nunca.

Le invitamos a seguir leyendo en este otro artículo relacionado:

Las mejores prácticas para permitir adaptar con éxito la tecnología basada en la nube y mejorar las operaciones de atención médica en general

Share This