Bio-sensores conectados a Internet, trazabilidad de todos los procedimientos realizados al paciente por medio de códigos de barras y el desarrollo de la telemedicina son tan sólo algunas de las enormes posibilidades que ofrecen las nuevas IT en el área de la salud.

 
Las historias clínicas electrónicas ya son ampliamente utilizadas por las instituciones prestadoras de salud de todo el mundo, pero las posibilidades que brindan actualmente las tecnologías de la información (IT por sus siglas en inglés) para la mejora de la salud de cualquier población van mucho más allá de eso.
Una de las principales ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías aplicadas en esta área es que permiten acercarse a tres objetivos principales: mejorar la calidad de la atención en salud, extender el acceso a los servicios de salud a mayor cantidad de personas y al mismo tiempo, reducir los costos del servicio.

Tecnología al servicio del ser humano.

Se calcula que para el año 2020 un 60% de las aplicaciones en el área de la salud serán capaces de recabar información de los signos vitales y otros datos de los pacientes en tiempo real. También contarán con capacidades cognitivas que les permitirán detectar patrones, con lo cual se podría ahorrar hasta un 30% de tiempo de visita o consulta médica.

Las IT también ofrecen herramientas excelentes para mejorar la seguridad del paciente. Se sabe que la mayor parte de los eventos adversos que ocurren dentro de los hospitales y que afectan negativamente la salud de las personas son evitables y la tecnología de la información ayudará mucho en este sentido. Por ejemplo, se estima que, en poco tiempo, en las clínicas y sanatorios de todo el mundo podrían existir carros de medicamentos con compartimentos cerrados para cada paciente. Al leer el código de barra del brazalete, se abrirá el compartimiento correspondiente con el medicamento correcto en la dosis exacta.

Asistencia médica desde cualquier lugar

Por otro lado, las IT mejoran el acceso de los pacientes a los servicios de salud. A través de una computadora o un dispositivo móvil, el paciente podrá acceder a su historia clínica, resultados de laboratorio, ver los medicamentos que tiene indicados incluyendo frecuencia y dosis, y también podrá solicitar fácilmente una consulta médica.
Otra área importante en la que las IT tienen mucho para aportar es el área estadística y de organización del servicio. Los datos recabados permitirán predecir la ocupación de camas y de esta manera organizar los turnos de enfermería según lo previsto.

Los cursos online y aplicaciones móviles que permiten a los pacientes mejorar sus estilos de vida y prevenir enfermedades, también son un aspecto muy importante a destacar en este sentido.
Estos son tan solo algunos ejemplos de lo que las nuevas tecnologías de la información son capaces de ofrecer en el área de la atención a la salud. Esta es un área en permanente expansión, con un futuro muy prometedor que en pocos años seguramente será capaz de mejorar notoriamente la salud de la población a nivel mundial.

Si le interesa el artículo, le invitamos a leer este otro sobre la tecnología basada en la nube.

Share This